Tres palabras sinónimos para muchos, pero en realidad tienen significados distintos. Conocer esto es fundamental para una elección acertada a la hora de comprar los alimentos que usted va a consumir. 
Light 
Indica que el producto contiene en comparación con el original: 
50 % menos de grasas ó 30 % menos de calorías ó 50 % menos de sodio. 
Bajas calorías 
Identifica a los productos que aportan de 45 % a 50 % menos de calorías que el original. 
Diet 
Designa las variantes que no responden exactamente a la composición del producto original. Pueden tener menos hidratos de carbono, o más proteínas, o más fibras, o menos grasas, o menos calorías, o algunos nutrientes modificados. En definitiva, es un adjetivo de uso excesivamente amplio y poco concreto que, -de acuerdo con la ley- puede aplicarse a cualquier producto que ha variado su composición química. 

Recomendaciones para el consumidor 
Lea la etiqueta de los alimentos y productos alimenticios al comprar. 
Identifique la fecha de elaboración y vencimiento el producto. 
Fíjese en los ingredientes y aditivos que contienen los alimentos, en especial si usted o algún miembro de su familia padece de alguna alergia alimentaria. 
Si quiere cuidar su salud, prefiera los alimentos Bajos, Livianos o Reducidos en grasa y calorías. 
Elija aquellos alimentos que son Buena Fuente, Altos o Fortificados en calcio, hierro, ácido fólico o fibra dietética. 
Estos objetivos requieren que los consumidores conozcan el etiquetado nutricional y el significado de los elementos que éste comprende, es decir: Contenido de energía y nutrientes o Información nutricional, Mensajes nutricionales y Mensajes saludables . 
Aprender a reconocer las diferencias entre unos y otros productos permite evaluar las ventajas y desventajas de elegirlos o no para seguir una dieta equilibrada.