¿Cómo hacer un buen currículum si tengo poca o ninguna experiencia? 

(Algunos consejos)

Para esos casos es conveniente enfatizar las habilidades y aptitudes de modo que ellas superen la falta o poca experiencia con la que cuenta el candidato. Esto constituye la solución para candidatos que buscan sus primeros empleos. 

Debes considerar aceptar condiciones difíciles o menos deseadas como forma de facilitar el ingreso en el mercado de trabajo y ganar experiencia. Todos conocemos historias sobre lo mal que cobran y lo aburrido que pueden ser las tareas de un trabajo de un primer trabajo, pero sigue siendo una muy buena opción para adquirir esta tan deseada y necesaria experiencia laboral. Incluir en tu currículum expresiones tales como “aceptaría trabajar fines de semana” o “disponibilidad para viajar” pueden abrir posibilidades ante los empleadores.

El lector de tu currículum debe captar de inmediato que, tienes entusiasmo y eres capaz de aprender e integrarte rápidamente a un equipo. Incluyas en tu currículum frases como: 

“trabajador organizado”, 
“extremadamente fiable y organizado” 
“aprende con rapidez” 
“habilidad para evaluar opciones y encontrar soluciones”.

Otro punto a tener en cuenta es crear el currículum laboral adaptándolo al empleo que quieres y al empleador a quien te diriges. Si no hay un perfecto encaje entre el empleo deseado y el currículum, éste será muy probablemente desechado.
Adaptar el currículum laboral a cada oferta de trabajo no significa partir de cero siempre, sino seleccionar entre toda la experiencia, estudios y habilidades que tienes las que están directamente relacionadas y son valiosas para el empleo que buscas. 

Cuanto más sepas acerca del empleo y del empleador, más fácil te será hacer un currículum original y a la medida de ambos.

Identifica cuidadosamente las habilidades que hayas adquirido en anteriores empleos y nómbralas tal como se citan habitualmente en las ofertas de empleos y descripciones de cargos.

La mayor parte de los currículums incluyen demasiado dato y poco contenido. Claridad y brevedad son virtudes muy apreciadas por los profesionales de Recursos Humanos y muy valoradas por las empresas. Ambos tienen muy poco tiempo para destinar a la lectura de currículum.

Considera tu currículum laboral como un “spot” de televisión que tiene que vender tus habilidades, debe ir al grano de forma breve e impactante.

La apariencia y formato del currículum es crucial, es tu instrumento de marketing personal debe aparecer agudamente llamativo, actual y profesional en el estilo, formato y aspecto general. 

Un currículum original tiene que ser más específico, debe incluir números, porcentajes, detalles que transmitan tu buen desempeño en empleos anteriores.

Al describir tus funciones pasadas trata de elevar tu imagen mencionando:

Para quien trabajaste. Por ejemplo:

“Prestaba soporte al Chef Ejecutivo”, en vez de: 
“Proveía apoyo”.

El tamaño de la empresa o departamento: 
“Cocinero de un restaurant de 12.000 cubiertos mensuales”, en vez de:
“cocinero de un restaurant”. 

“Chef de un restaurant con 20 cocineros y 25 mozos”, en vez de

“Chef de un restaurant”. 

Cifras que dan idea del nivel de responsabilidad: 

“Supervisaba un cadena que comprendía 5 sucursales y generaba un rendimiento de 4 millones de pesos”, en vez de:
“Supervisaba 5 sucursales”. 

Considera también si: 

Creaste, organizaste o estableciste algún procedimiento o sistema tal como nuevos formularios, manuales, sistemas de flujo, etc.

Aumentaste la productividad mediante alguna medida que hayas tomado.

Ahorraste dinero o redujiste el tiempo o coste laboral. 

Fuiste felicitado por alguna acción especial como, por ejemplo, enfrentarte a una situación difícil o resolver un problema que todos huían enfrentar, etc. 

Te encargaron de algún proyecto especial, como coordinar una conferencia o feria, analizar y mejorar algún sistema o programa. 

Obtuviste premios o promociones por metas alcanzadas. 

Tómate Tu Tiempo: 

Quizá éste sea el consejo más importante porque la precipitación, el deseo de terminar cuanto antes es el más serio error en la preparación de un buen currículum. 

No te olvides que vas a ser aceptado o rechazado en aproximadamente diez segundos, que es el promedio de tiempo que un seleccionador destina a cada uno.

Si envías un currículum hecho a toda prisa, que no capta la atención del empleador, todos tus años de trabajo y estudio estarán perdidos.