Situado en el Golfo Pérsico, a 17 Km. al sur de Dubai, es el hotel más alto y más caro del mundo. Considerado el único de siete estrellas por tener solamente suites dobles. Posee un restaurante submarino, cancha de golf, spa, piscina. Un placer sólo para exclusivos. 
Con una altura de 321 metros, es el edificio más alto de uso exclusivo como hotel de todo el mundo y uno de los edificios hoteleros más representativos. Está situado en el mar, sobre una isla artificial localizada a 280 metros de la playa y está conectado con tierra firme mediante una carretera.

Tanto lujo y comodidad hay que pagarlo y como no podía ser de otra manera, este exclusivo hotel esta diseñado sólo para los que no escatiman en gastos. Los precios rondan desde 1500 dólares la habitación más barata, a los 30.000 dólares que cuesta un apartamento de 800 metros cuadrados donde puedes encontrar hasta lo inimaginable, sala de cine, jacuzzis, 27 teléfonos, ascensor privado.