Verónica Lozano nos invita a sentarnos y compartir una relajada charla sobre esta divertida tarea que realiza cada mañana y sobre sus placeres cotidianos.

¿En qué momento de tu vida te llegó la propuesta de conducir AM?

– Me llegó a principios del año pasado. Yo había venido como invitada al programa, que en ese momento se llamaba Buenos Días Argentina, y me preguntaron si quería incorporarme. La idea me pareció genial porque yo empecé mi carrera en Telefé haciendo Aquí está tu hit, y realmente me interesa todo lo que implique un desafío.

¿Cómo se hace para trabajar con tanta buena onda saliendo en vivo desde tan temprano?

– Creo en el trabajo en equipo, y los que estamos al aire nos complementamos muy bien con los que están detrás de cámara. Es un programa con mucho contenido y, ahora que están los chicos de Gran Hermano, hay mucha gente que tenés que coordinar, entonces hay que estar con la energía muy arriba.

¿Qué otros proyectos laborales tenés para este año?

– Sigo con la campaña de aguas Ser y están saliendo al aire una serie de especiales que grabé para Cosmopólitan, que se llama Divinas tentaciones. Y por ahora nada más, así que tengo las tardes bastante libres (risas).

¿Y cómo las disfrutas?

– Me encanta hacer las típicas cosas femeninas, como ir a la peluquería, a depilarme y al medico. Además voy a correr y al gimnasio.

¿Te gusta salir a comer?

Me encanta, me parece que es uno de los placeres más geniales que existen. Disfruto mucho ir a comer a un restaurante, elegir la comida, que me atiendan bien, odio ir a un lugar en el que siento que te cocinaron de mala gana. Y si cocino en mi casa, si bien no soy una experta, creo que es muy importante el amor que se le pone a un plato.

¿Qué otras cosas buscás en un restaurante?

– Que la comida sea abundante, detesto las mini porciones, me da ganas de levantarme e ir a comer una hamburguesa (risas). También es muy importante el clima, la acústica, la iluminación y la atención, que el mozo no sea ni pesado ni ausente.

¿Te gusta el vino?

– Me encantan tanto el tinto como el blanco, depende la comida, aunque el tinto me tira un poco para abajo.

¿Cuáles son los platos que mejor preparás?

– Soy bastante clásica. Hago milanesas, pastas, tartas, y tengo las clásicas pizzas en el freezer (risas).

En la época en que eras modelo, ¿cómo era tu relación con la comida?

– En esa época estaba todo como más relajado que ahora. No estaba esta exigencia del traste, las lolas, la sobre exposición. Tenías las chicas de tapa más zarpadas, pero en líneas generales teníamos un perfil más bajo. Igual, como mujer siempre me estoy cuidando, pero me parece terrible el pésimo vinculo que tienen muchas chicas con la comida, lo que las lleva a caer en la bulimia y la anorexia. Creo que este problema tiene que ver con muchas otras cuestiones de fondo, como la relación con los padres, la exigencia social y lo que se espera de una mujer.

Desde la sicología, está relacionado con un primer vínculo con la mamá y con esta cosa de “dime como comes y te diré quien eres”. ¿Ser sicóloga te ayudó a no obsesionarte por mantenerte flaca, como le pasa a tantas chicas?

– No, la alimentación nunca fue una preocupación en mi vida. Tuve otros problemas como la enfermedad de mi mamá y los padecimientos amorosos.

¿Preferís sushi o asado?

– Depende el momento. Para el fin de semana me quedo con un buen choripán, una tira de asado, la papa al plomo y un buen vino. Me apasiona el ritual y compartir una agradable sobremesa.

¿Qué tipo de lugares elegís para irte de vacaciones?

– Viajar es otro de los grandes placeres de la vida. En general busco explorar lugares nuevos. Me gusta que tengan playa y que haya lindos sitios para comer y poder probar la gastronomía típica. Hace un par de años hice un viaje a Turquía y estaba fascinada con los aromas, los sabores, es algo que me apasiona. El viajar tiene que ver con expandir la mente, el corazón, conocer otras culturas, y eso es lo que quiero. En cuanto al hospedaje, la de hippie ya la hice (risas). Hoy prefiero un buen hotel, agradable, aunque los mega hoteles y la onda “todo incluido” no me va.

SHARE
Previous articleAlberto Martin
Next articleInicio de La Hora del Chef

LEAVE A REPLY