Desde hace un año la conductora de la versión televisiva de “La Hora del Chef y algo más…” combina la difusión del arte de la gastronomía con el entretenimiento y el disfrute de los placeres de la cocina Amante de la cocina por el puro placer de los sabores, Paola Prenat es la conductora del programa televisivo “La hora del Chef y algo más” que se emite los sábados a las 18 hs por Canal 26.

Simpática, inquieta, entusiasta, y sumamente profesional ante las cámaras, Paola se transformó en la cara del Instituto Educativo Argentino junto a los profesores y chefs con los que comparte el piso todas las semanas.

Esta abogada y reconocida conductora estudió en el IEA y considera que el programa es mucho más que eso, es la muestra de una forma de vida que se vincula a la cocina como hobby o como un interesante futuro laboral.

¿Como fue tu paso por el IEA, qué experiencias adquiriste alli, y como llegaste a conducir el programa La Hora de Chef?

Legué al IEA a través del programa Desayuno que hago con Victor Hugo Morales (todas las mañanas por Canal 7, porque el instituto comenzo a difundir las escuelas a través del programa. Cuando mostraron las cosas que se podian hacer, comencé a averiguar y acercarrne para hacer cocina como hobby no como una carrera a futuro. En ese contacto con los chefs fui conociendo a un grupo de seres humanos maravillosos y comence a cursar la carrera en la sede de Villa Urquiza. Alli surgio la posibilidad de hacer un programa integro de la escuela, diferente de los programas de cocina. La diferencia es que no viene un chef y cocina sino que nos enseña. La idea es ir mas alla de lo obvio y asi vamos a aprendiendo.

El programa que llevas al aire logro delinear su propia identidad. ¿Como definirias el concepto que orienta el estilo de “La Hora del Chef” televisión?

Comenzamos con la idea clara de mostrar una escuela y creo que nos esta yendo muy bien, la gente se engancha mucho pero nuestro objetivo nunca fue pasar recetas por television, aunque Io hacemos porque nos lo piden. Pero lo lindo es que tambien tenemos Ias materias teoricas porque la cocina, ademas, pasa por costos y produccion, como poner un negocio, un delivery, hasta un restaurante, lo que refiere a la nutricion, la higiene de los alimentos. Es decir, alcanzamos un todo que los engancha con la realidad de estar en la cocina.

En lo personal ¿como fue este año de trabajo al frente de un programa de cocina, al que lograste hacer muy ameno y util?

Me engancho más con el deseo de hacer cocina y por eso rescato los cursos cortos de cinco meses del IEA y no, en mi caso, la proyección profesional. Pero La hora del chef. es un programa que amo. Disfrutamos, nos divertimos, me atienden como a una reina y me hacen sentir muy bien desde los técnicos, los directivos, los productores y los chefs. Uno se va empapado de conocimientos. Toda la vida fui de cocinar en casa y adquirí muchos conocimientos de la abuela o de mamá, que luego en IEA descubrí que eran mucho más fáciles de realizar cuando se conoce la técnica.

Recientemente salió la versión gráfica de la Hora del Chef. ¿consideras que mantiene ese espíritu de innovación en la difusión del arte de la cocina?

Me encantó la revista. Y me parece excelente porque da muchas opciones, no solamente muchas recetas de la mano del chef, sino que desarrolla un conjunto de temas que rodean la tarea de cocinar. Además, es muy interesante el papel de la fotografía para mostrar cada uno de los pasos de cómo se van haciendo las cosas.

El programa de radio, el de televisión y ahora la revista hacen un complemento perfecto, y sumo la ventaja de la calidad de los chefs, que son tan buenos y saben tanto que al momento de hacer el programa puedo preguntar sobre cualquier cosa y ellos saben bajarlo al vocabulario sencillo para que todos lo entiendan. La creatividad también está presente, porque la cocina demanda mucho de eso. Todo pasa por los ojos, como en el amor. Primero lo ves y después vas al interior. Me maravillo con cada una de las cosas que aprendo creo que se nota lo mucho que me gusta y lo que disfruto el programa.

¿Cómo observas, a la luz del acercamiento profesional que lograste a través del programa, la necesidad de capacitación y profesionalización accesibles para hacer frente a esta gran demanda en el mundo de la gastronomía, el turismo y la hotelería?

Pude comprobar que el Instituto en todas las carreras tiene la cuota más baja del mercado. Y eso es cierto porque yo también hice mi curso de cocina. Con respecto a cada carrera estamos en un pais que va muy rápido y los grandes vamos quedando atrás, entonces carreras cortas que dan salida laboral, permite esta ventaja de hacer pasantías y poner en práctica lo que se estudia.

En el caso de cada carrera con el boom del turismo que vive la Argentina, me parece tan importante que existan estas carreras que den una base sólida con lo que nos vamos a manejar hoy y siempre. La posibilidad de tener cuatro sedes en distintos lugares, que están equipadas con la última tecnología es de destacar.

Cada carrera abre otros panoramas con títulos oficiales avalados a nivel nacional e internacional. Pero el IEA también tiene la posibilidad de otras carreras como el bachillerato para quienes han tenido que dejar de trabajar por distintos motivos, y es un aporte muy importante.

SHARE
Previous articleAlberto Martin
Next articleInicio de La Hora del Chef

LEAVE A REPLY