Un tratamiento embriagador

Los expertos en belleza parecen haber encontrado en el vino la fuente de la juventud del año 2000. Rico en agentes antioxidantes llamados polifenoles, y en vitaminas A, C y E, este preciado brebaje contribuye a mantener joven el organismo, a la vez que es un magnífico auxiliar anti – envejecimiento de la piel, atenuando las arrugas existentes, y otorgándole elasticidad, juventud, luminosidad y firmeza. La denominada vinoterapia, un tratamiento de belleza que tuvo su origen en los alrededores de Burdeos, en Francia  y rápidamente se difundió por Italia, Canadá y Estados Unidos, hasta llegar a Argentina, crece hoy a pasos agigantados en los spas del mundo entero. “Por el efecto que tiene la uva como antioxidante, su uso está especialmente pensado para pieles estresadas o agotadas”, cuenta la médica clínica estéticaSandra Bisceglia, quién la implementa en tratamientos integrales de belleza desde hace tres años. “Pero como único tratamiento no sirve, sino que la vinoterapia es considerada un coayudante que se usa y da buenos resultados en el contexto de un tratamiento global, no como algo aislado”, reconoce la profesional. La licenciada Fernanda Tossi, especialista en kinesiología estética y directora de Le Château Spa, explica que por sus características la vinoterapia es muy efectiva para mantener joven el organismo, al tiempo que combate las arrugas, tonifica los músculos, favorece la microcirculación y la relajación. Tossi asegura que esta terapia ha sido muy bien recibida en Argentina, “sobre todo por ser innovadora, por lo delicada que deja la piel y por el grado de relajación que permite alcanzar”. Paola Gareri, health club manager del Hilton Health Club Fitness & Spa, que introdujo el tratamiento en 2005, concuerda con ella: “El vino es un estimulante anti – age que influye directamente en el estado de ánimo. El tratamiento es ampliamente recomendado para todos los usuario sin distinción de sexo ni edad, dado que el beneficio es óptimo para todo tipo de pieles”.

Cuerpos mediterráneos En los últimos años el aceite de oliva no sólo se ha convertido en uno de los pilares de la cocina mediterránea, sino que también se ha ganado un lugar destacado en la industria de la cosmética, gracias a las propiedades que ofrece para el cuidado de la piel. Descubierto por los egipcios hace cinco mil años, y utilizado por ellos para dar masajes tanto en el cuerpo como en el pelo, y como hidratante de la piel, y por los romanos como ungüento especial para atletas y luchadores, hoy la industria de la belleza lo ha rescatado y lo aplica en cremas hidratantes, limpiadoras, jabones, champúes, acondicionadores y tratamientos de olivoterapia. “Los ácidos grasos presentes en aceites vegetales son fundamentales para una vida saludable. El aceite de oliva extra virgen es rico en vitaminas, proteínas y antioxidantes. Contiene varios nutrientes básicos que resultan esenciales en la preparación de cremas que limpian la cara y acentúan su tersura, refrescan y tonifican la piel. También se usa para acondicionar el cabello antes de la aplicación del champú”, explica Macarena Serpa, directora de la empresa SúperOliva, y experta en el tema. Según Serpa, este producto es un manantial de salud que aún no ha sido realmente descubierto en Argentina porque hace falta un poco más de conocimiento e información. “Cuando uno se hace adicto al aceite de oliva te cambia la vida, es verdaderamente muy saludable en todo sentido”, cierra la profesional.

Piel de chocolate

Luego de haber causado furor en los spas de Estados Unidos y Europa, desde hace dos años también se puede disfrutar en Argentina de un tratamiento realmente tentador: la chocoterapia. “En nuestro centro se incorporó como una novedad desde su lanzamiento al mercado en 2005, teniendo una gran aceptación desde entonces”, asegura Miryam Roldán del Centro de Salud y Estética Esencia, y agrega: “es un tratamiento corporal que posee un alto poder antioxidante, reafirmante y reductor, lo que permite combatir el envejecimiento, hidratar la piel y combatir la celulitis con sólo aplicarse los productos como una suave cobertura de chocolate. También es utilizado en tratamientos faciales en forma de máscara aprovechando sus beneficios reafirmantes y antioxidantes”. María Carolina Villegas, directora del Centro Body And Health, que también instrumenta la chocoterapia en tratamientos faciales y corporales, reafirma el concepto: “El cacao posee una sustancia que ayuda a prevenir el envejecimiento de las células y reduce la oxidación, lo que permite que sea comúnmente usado en los tratamientos anticelulíticos, gracias a su gran  efecto térmico. Además, el cacao puro tiene un efecto humectante para la piel seca y dañada y es tonificante en pieles estresadas y sin vida, y posee vitaminas A, B1, B2, B3 y C”, explica la profesional, quién asegura que el chocolate es un producto realmente especial, ya que además de sus propiedades medicinales tiene un efecto estimulante y sedativo: “El aroma y el calor en contacto con el cuerpo y las endorfinas que el chocolate regala, proporcionan una relajación muy intensa, viendo sus resultados en forma progresiva”. Con respecto a los tipos de pieles para los cuales están recomendadas las propiedades del chocolate, Roldán explica que como no tiene contraindicaciones “puede ser usado por hombres y mujeres de todas las edades que quieran disfrutar de sus placenteras características”. Villegas concuerda con ella: “Es un tratamiento indicado para personas de ambos sexos de entre 20 y 70 años, decididas y muy exigentes, pero curiosas e inquietas a la vez, que buscan sentir experiencias nuevas y atreverse a vivirlas. Sólo es cuestión de animarse y dejarse llevar,  logrando que los sentidos se estimulen”, recomienda la profesional.

Como una joya

Y si de tratamientos de belleza sofisticados se trata, no podía quedar afuera el caviar. Este exclusivísimo manjar que a fines de los años ochenta revolucionó la industria de la cosmética – cuando la famosa marca suiza La Prairie lanzó al mercado la línea que lleva su nombre – se está aplicando en tratamientos de spa orientados a mejorar el aspecto de las pieles más sensibles. “Los beneficios del caviar, extraídos de las huevas del Esturión, son muchos: es altamente antioxidante, nutritivo, hidratante, revitalizador y calmante. Está recomendado para pieles sensibles, maduras o deshidratadas, gracias a que es un emoliente que posee alto contenido vitamínico (vitaminas A, D, E, B1, B2 y B6), aminoácidos, hierro, cobre y cobalto. Además, es muy recomendado para después de la exfoliación (limpieza de la piel), ya que mejora el tono, la elasticidad y la firmeza”, asegura María Carolina Villegas, directora del Centro Body And Health y una gran conocedora de los beneficios del producto.

Según la especialista, el tratamiento a base de caviar ha tenido una respuesta muy satisfactoria, por parte de quienes se han animado a probarlo, ya que aporta hidratación y proporciona cambios casi inmediatos. “Además, los procedimientos que incluyen este tipo de productos selectos, ayudan a  levantar el autoestima”, afirma Villegas.

SHARE
Previous articleVeronica Lozano
Next articlePan Francés

LEAVE A REPLY